Los mil usos del vinagre.
Desde hace miles de años el vinagre ha sido parte de la gastronomía de la humanidad y se cree que su uso como conservador de alimentos se descubrió hace siglos en los inicios de la elaboración de las bebidas alcohólicas.

El resto ya es historia. Hoy, aparte de su uso en la cocina, el vinagre se emplea en la elaboración de artículos de limpieza y aseo personal en contraste con otros productos que pueden resultar de dudoso beneficio para la salud.

“El poder de limpieza
de toda la vida.”

Dentro de sus propiedades encontramos:

 

  • Desinfectante. El ácido acético es antimicrobiano.
  • Económico.
  • Descalcificador. Para limpiar teteras, cafeteras, grifería, etc.
  • Desincrustante. Para limpiar cañerías y lavavajillas.
  • Desengrasante.
  • Abrillantador.
  • Elimina el óxido. Si se deja el vinagre puro actuar durante 24 horas.

Con lo ya mencionado son innumerables los lugares donde puede ser utilizado, en la cocina, baño, pisos, vajilla, porcelana, limpiavidrios y donde se te ocurra probar.

Más información